Está  la China que quieren reflejar en las pantallas del celullar, la China de fantasía con ropas neotradicionales, está la China que miran en la pantalla, la que crean y la que se creen, y otra que recreo yo con mi cámara, buscando una verdad que no puedo tocar...