En Belle Ile conocí a Pablo Castillo. Pablo trabaja con arcilla. Se define como un escultor artesano, cerca del arte pagano. Las horas en el taller de Pablo me calentaban el alma, era un refugio en el invierno, una isla en la isla. Yo iba allá, en mi bicicleta, con el trípode y la cámara, a veces luchando contra el viento, a veces desafiando a la lluvia. Ni bien llegaba al taller, el tiempo era otro, se ablandaban los relojes, se hacían borrosos los contornos del espacio. Solo estábamos él y yo, nuestra añoranza compartida, nuestros recuerdos, y todos los personajes de tierra que poblaban el taller. 

Aquí les dejo el pequeño reportaje que hicimos, y un link a su página web:  https://pablo-castillo.com/

Que lo disfruten! 

Anna. 

Les